miércoles, 17 de octubre de 2007

BOUDICA, MUJER GUERRERA


Habíamos dejado a Boudica vejada en público, despojada de sus bienes; a sus dos hijas violadas, a muchos de sus súbditos reducidos a la esclavitud.Durante el tiempo en que su marido Prasutagus estuvo en buenas relaciones con los romanos, siempre había vivido con el miedo a que los romanos se "enfadasen" y rompieran el acuerdo que tenían.Ya habían roto ese acuerdo y de la manera más cruel posible. Boudica, como reina icena, decidió que tenían que acabar con los romanos y romper el dominio que tenían no sólo sobre su tribu, sino sobre muchas otras de Britania.Se puso en contacto con la tribu de los Trinovantes, otros celtas que también habían sido sometidos por los romanos y no de forma amistosa. Junto con ellos y otras tribus más, avanzaron sobre los asentamientos romanos. Todos los celtas fueron comandados por Boudica.Cayeron sobre las ciudades romanas, que por aquel entonces estaban sin fortificar; no tuvieron piedad, mataron, quemaron, torturaron, redujeron a cenizas las ciudades.Avisadas las legiones romanas, que se encontraban conquistando la parte norte de la isla, acudieron hacia la zona de Londinium, al mando de Suetonio, el gobernador romano en la isla.Los celtas se encontraban cerca. Cato Deciano, el procurador y detonante de esta rebelión, cogió sus cosas y abandonó la ciudad al enterarse de que los celtas avanzaban hacia allí destruyendo y asesinando.Suetonio llegó poco después. Montó en cólera al saber de la huida del procurador y constató que Londinium no era defendible en las condiciones en las que estaba. Salió de la ciudad con las personas capaces y abandonó a todas aquellas que no podían seguir la marcha de los soldados comandados por él: personas enfermas, mujeres, niños, ancianos...Cuando Boudica y los celtas llegaron a la ciudad actuaron como en el resto, mataron, torturaron, quemaron,... su piedad siguió ausente.

Proximamente: Boudica, la batalla final

No hay comentarios: