viernes, 19 de octubre de 2007

MITOS Y MATRIARCADO

Aunque parezca una obviedad, antes de hablar sobre los numerosos mitos que han intentando justificar o crear un matriarcado en la antigüedad, sería conveniente que supiésemos las definiciones exactas[1] de algunas palabras.

Definición de mito, matriarcado y matrilineal

Mito (Del griego μῦθος). 1. m. Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad. 2. m. Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal. 3. m. Persona o cosa rodeada de extraordinaria estima. 4. m. Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.

Matriarcado. (De matriarca). 1. m. Organización social, tradicionalmente atribuida a algunos pueblos primitivos, en que el mando residía en las mujeres. 2. m. Predominio o fuerte ascendiente femenino en una sociedad o grupo.

Matrilineal. 1. adj. Antrop. Dicho de una organización social que se basa en el predominio de la línea materna.

A pesar de no estar en el enunciado del tema, recordaremos los significados de las palabras patriarcado y patrilineal.

Definición de patriarcado y patrilineal

Patriarcado. 1. m. Dignidad de patriarca. 2. m. Territorio de la jurisdicción de un patriarca. 3. m. Tiempo que dura la dignidad de un patriarca. 4. m. Gobierno o autoridad del patriarca. 5. m. Sociol. Organización social primitiva en que la autoridad es ejercida por un varón jefe de cada familia, extendiéndose este poder a los parientes aun lejanos de un mismo linaje. 6. m. Sociol. Período de tiempo en que predomina este sistema.

Patrilineal. 1. adj. Antrop. Se dice de una organización social en la que predomina la línea paterna.

¿Notáis la diferencia que existe entre las dos definiciones? Sí, con esa diferencia hemos de abordar la historia de la humanidad. Somos dos mitades formando un mismo núcleo, sin embargo se atribuye más parte a uno que a otra. Así ha sido hasta ahora.

Desde hace años distintas personas dedicadas al estudio de la historia de la humanidad, están intentando equilibrar la balanza, esperemos que nuestro inicio en el camino por conocer (digamos que ésta es la entrada a un mundo maravilloso), ayude también. Ya conocéis el dicho: “El saber no ocupa lugar”.

Veamos la situación de la mujer en la prehistoria según los restos arqueológicos hallados y las interpretaciones de los estudiosos[2]:

  1. Hasta el VII milenio a.C. (Neolítico), las comunidades humanas aseguraban su supervivencia mediante la caza, la pesca, la recolección de frutos y bayas.
    1.1. Eran nómadas.
    1.2. Monógamos.
    1.3. Las mujeres eran las responsables de la procreación de la especie, la educación y de la recolección.
    1.4. La relación económica y social entre ambos sexos eran igualitarias.
  2. A partir del VII milenio a.C., la situación cambia.
    2.1. Probablemente es la mujer la que idea e introduce la agricultura.
    2.2. El hombre asume el control sobre el cultivo, la cría de ganado y sobre la propiedad de terrenos y animales.
    2.3. Mediante la observación de los animales en cautividad, llegan al descubrimiento del papel del hombre en la procreación.
    2.4. El papel de la mujer entonces queda relegado a la procreación, la crianza de los hijos y el tratamiento de productos cultivados y/o recogidos.
    2.5. La diferenciación de roles sociales se hace mayor cada vez.
  3. El papel de las mujeres en los mitos.
    3.1. En los relatos del origen del mundo aparecen como mujeres-diosas, diosas-madres, generadoras, aquellas que han dado origen a dioses y hombres. Los elementos del cosmos y la naturaleza poco a poco van siendo divinizados como figuras femeninas.
    3.2. En los mitos posteriores aparecen como conocedoras de distintas técnicas, magas o curanderas.
    ISIS: Diosa maga y sabia.
    DEMETER Y CERES: Diosas de la agricultura.
    DIANA: Cazadora.
    ATENEA: Diosa del arado, hilado y la forja de armas.
    IGIA E ISHTAR: Diosas de la medicina.
    SESHAT: Diosa de la escritura.
    MUSAS: Artes.
    3.3. El mito exalta la feminidad, por tanto el conflicto entre los sexos, dominando la situación, jerarquizando la relación entre hombres y mujeres.
    3.4. Las mujeres que participan en los ritos religiosos son conocedoras seguramente de las técnicas que conocen las diosas y que sirven a toda la comunidad.

COMENTARIOS SOBRE LOS DIVERSOS MITOS

LOS LICIOS: ¿QUIÉNES ERAN?

Los licios fueron una de las civilizaciones más enigmáticas del mundo antiguo. Sus características principales, al menos las que han llegado hasta nosotros, son sus tumbas en las rocas (ornamentadas creaciones excavadas en las paredes de las colinas de piedra caliza del área.

Lycia estaba formada por un grupo de unas veinte ciudades más o menos cuyo rasgo principal era el mantenimiento de la libertad individual y la independencia; poseían una unidad política muy fuerte y un impresionante legado, admirado por los griegos. De hecho, fueron una de las pocas naciones a las que los griegos no llamaron “bárbaros”. Formaron un gobierno, la llamada “Federación Licia” que fue la primera unión democrática conocida.

A lo largo de su historia intentaron mantenerse independientes, un ejemplo de ello es que la población de Xanthos, la capital, se suicidó en masa por dos veces antes que rendirse a las fuerzas invasoras que querían colonizarles.

Se enfrentaron a los griegos durante siglos y fueron la última zona del Mediterráneo que sucumbió a los romanos. A pesar de que fueron gobernados en varias ocasiones a lo largo de los siglos por los romanos y los persas, incluso en esas ocasiones mantuvieron su unión política y su forma de vida.

Las causas que motivaron la desaparición de esta civilización fueron varias, según los investigadores, entre otras: los terremotos que se produjeron en los años 141 y 240 después de Cristo que causaron una gran destrucción en muchas de las ciudades licias; las plagas de peste bubónica que se produjeron en toda Anatolia entre los años 542 y 745; los asaltos de los árabes y los piratas durante el siglo octavo que probablemente terminaron con los restos de la civilización. En el siglo decimotercero la región comenzó a ser repoblada por los turcos.

MUJERES FAMOSAS LICIAS

ANTIOCHIS: Fue una doctora en Tlos, a finales del primer siglo a.C. o principios del siglo I. Galeno, el médico más famoso de la antigüedad, afirmaba que desarrolló una medicina efectiva para el reumatismo y ciática, así como tratamientos para las inflamaciones y las enfermedades del bazo. Se le dedicó un libro sobre hemorragias, escrito por Heraclidas de Tarentum. El gobierno de la ciudad de Tlos le permitió que erigiera una estatua de sí misma en la ciudad. En la base de la estatua encontrada en el forum de Tlos, se puede leer: “Antiochis, hija de Diadotas, de Tlos, reconocida por el gobierno y los habitantes de Tlos por su trabajo en el arte de la medicina, erigió esta estatua de sí misma”.

JUNIA THEODORA: Teodora fue la abogada representante de los intereses licios en Corintio en la primera mitad del siglo I y era una ciudadana romana. La Federación licia hizo dos decretos en su honor y la representó con una corona de oro, pintando su retrato en fondo dorado y con cinco láminas de azafrán. Myra, Patara y Telmessos también la honraron con decretos como muestra de gratitud por su ayuda. De acuerdo con estos decretos, Teodora realizó un trabajo excelente ganando el favor de las autoridades para los intereses licios. También acogió con hospitalidad a los embajadores y miembros de la Asamblea Licia, así como a ciudadanos de Licia, en su casa. Después de su muerte fue honrada por los licios. Fue ayudada en su trabajo por Sexto Julio, su agente y heredero.


LOS CÁNTABROS[3]

Los cántabros eran viejos habitantes prerromanos ubicados al norte de la meseta superior española, con unos límites territoriales imprecisos. Eran gentes de las alturas montañosas, con una economía centrada en la ganadería extensa semitranshumante, con apoyo agrícola menor, intercambiando productos con otros pueblos que habitaban la zona norte de la península. Ocasionalmente se dedicaron al mercenariado según los acontecimientos históricos con los que se encontrasen. Una vez que entró en escena el imperio romano, se abastecían de productos, aquellos que antes intercambiaban, por medio de la rapiña.


EL MITO DE PANDORA[4]

Pandora fue la primera mujer. Los primeros relatos míticos relativos a la creación y aparición de la especie humana sobre la tierra, tienen en común la ausencia de mujeres.

Cuenta Hesíodo que Zeus, queriendo vengarse de Prometeo y de los hombres, por quienes éste había osado robar el fuego divino, hizo que Hefesto, con ayuda de Atenea, creara una criatura maravillosa a imagen de los Inmortales. Los otros dioses la adornaron generosamente con “todos los dones” (significado de la palabra Pandora en griego): gracia, persuasión, habilidad manual… Pero Hermes introdujo en su corazón el mal y el engaño. Pandora fue enviada como regalo a Epimeteo, hermano de Prometeo, que seducido por su encanto la tomó por esposa, desoyendo los prudentes consejos de su hermano, que le había prevenido contra los regalos de los dioses.
En su casa Epimeteo guardaba un cofrecillo que había prohibido tocar a su esposa. Pandora, demasiado curiosa, lo abrió en cuanto tuvo oportunidad y todos los males del género humano que estaban allí encerrados, escaparon y se extendieron por el mundo. Pandora consiguió cerrar el cofre, pero demasiado tarde: solo quedó dentro la Esperanza, tan engañosa a menudo para los mortales.

Según otra versión, el cofrecillo encerraba todos los bienes que estaban destinados a los hombres que, de este modo, se perdieron. Como la Eva bíblica, el mito griego presenta a la mujer como la responsable de todas las miserias humanas.

Pandora fue la madre de Pirra que junto con su esposo Deucalión, son los padres de todos los griegos.

EL MITO DE LAS AMAZONAS

Pueblo de mujeres cazadoras y guerreras. La tradición mítica insiste en la poderosa fascinación que estas feroces “bárbaras”, ajenas a las costumbres griegas, ejercían sobre los hombres; fascinación en la que se mezclaban inquietantemente la atracción sexual y una desconfianza instintiva.

Descendientes de Ares, dios de la guerra, originarias de los confines del Ponto Euxino (el Mar Negro) –bien del Cáucaso o bien de la Cólquide, patria de la Medea- su reino parece situarse en Escitia (al sur de Rusia) o en Temiscira, al norte de Asia Menor, o tal vez en Tracia. Rechazaban la autoridad de los hombres –cuya presencia sólo toleraban como esclavos- y se gobernaban a sí mismas, con una reina a su frente. Aunque se unían ocasionalmente con hombres de tribus vecinas para reproducirse, mataban o sometían a la esclavitud a sus hijos varones. En cuanto a sus hijas, una tradición atribuye a las amazonas la costumbre de cortarles el seno derecho para facilitar la práctica del tiro con arco, lo que explicaría la etimología de la palabra que da nombre a este pueblo –bastante discutida-, que significa “privadas de un pecho” (mazos). Eran devotas de Artemisa, con la que compartían tanto la afición por la caza como su voluntad de vivir lejos de los hombres. Diversas leyendas las presentan como rivales de algunos de los más destacados héroes griegos: Belerofontes, Heracles –uno de cuyos trabajos consistió precisamente en apoderarse del cinturón de su reina, Hipólita-; Teseo que logró conquistar, a la fuerza o por amor, el corazón de Antíope, de la que tuvo un hijo, Hipólito; Aquiles, cuyo corazón inflamó de amor la última mirada de Pentesilea, reina de las amazonas que había acudido en socorro de Príamo y a la que el héroe dio muerte ante los muros de Troya[5].

[1] Según el diccionario de la Real Academia española de la Lengua
[2] En el libro LAS FILÓSOFAS, Colección Feminismos
[3] Según Ignacio Fernández de Mata. Universidad de Burgos. España Ponencia Congreso 2002
[4] Definición del mito en DICCIONARIO DE MITOLOGÍA CLÁSICA. Dirigido por René Martín, Ed. Espasa
[5] Definición del mito en DICCIONARIO DE MITOLOGÍA CLÁSICA. Dirigido por René Martín, Ed. Espasa

Texto entregado en el taller: Mujeres en la historia, Iluminando Sombras, curso 2006/2007

Páginas web con información sobre mujeres guerreras en Eurasia (en inglés): www.csen.org // www.archaeology.org

3 comentarios:

chinamayorga@hotmail.com dijo...

SOY CHINA MAYORGA ÑACUÑAN DE LA PATAGONIA ARGENTINA Y TENGO UNA ESCUELA DE SANADORAS Y TODAS ESTAS PUBLICACIONES NOS FAVORECEN PARA NUESTRO ESTUDIO

Mila dijo...

Gracias China,
No es fácil recopilar información sobre la historia de las mujeres (aunque parece que es algo que está cambiando, afortunadamente), pero es aún más complicado hacerlo sobre estas épocas y a mi me interesan mucho.
Gracias por pasarte por el blog.
Un saludo, Mila

Ana dijo...

hola, mi nombre es an y soy chilena.
pienso que estas publicaiones son una fuente de conocimiento tanto para hombres como mujeres, sobre la historia y de que ambos géneros contamos con la misma inteligencia y capacidades para realizar diversas acciones. por esta razón creo que debemos trabajar en unidad para generar fuerzay así conseguir todo lo que nos propongamos como humanidad.
me gustaría que estos foros fuesen más masivos, para generar conciencia en más personasque aún viven creyendo y pensando en forma primitiva.