jueves, 14 de febrero de 2008

EL ARTE EN LA PALABRA


Hace unos días, preparando la clase del taller de historia, descubrí a dos mujeres japonesas de los siglos X y XI (Era Heian) escritoras.

Esto puede suponer un hallazgo normal, las personas que nos dedicamos a investigar la historia podemos descubrir algo que los demás ya sabían y carece de la mayor importancia.

Para mí tiene más relevancia porque una de esas mujeres, Murasaki Shikibu, escribió Historia de Genji o también llamada La novela de Genji. Esta obra está considerada como la primera novela de la historia y algunas de las personas expertas en el campo de la literatura la comparan con El Quijote (Miguel de Cervantes) o con Guerra y Paz (Leon Tolstoi). La otra autora es Sei Shonagon, que con su diario El libro de la Almohada, nos transporta al mundo cortesano de esta época japonesa.

Lo que hace extraordinarias a estas mujeres (y a un gran número de ellas que se dedicaron a la literatura de esa época) es que fueron las que "instauraron" el japonés como idioma. Me explico. En la época Heian la influencia del país vecino, China, era muy importante. Los intelectuales japoneses varones, para que dudarlo, aprendían el chino para después plasmar sus obras en este idioma. A las mujeres, que por otro lado no aprendían el idioma escrito y además tenían prohibido usarlo (esta última afirmación la hago con muchas reservas, he de confirmar la información en más fuentes), les quedaba la tradición oral, en japonés.

¿Qué hicieron las mujeres de la corte? Comenzaron a utilizar el idioma japonés de forma escrita, y aprovecharon para plasmar en diarios, poemas, monogataris (leyendas, cuentos, etc.) sus opiniones sobre el mundo en el que vivían y sus emociones.

Poco a poco, el idioma japonés comenzó a desbancar al idioma chino y se instauró en la cultura. No es que ellas se impusieran, es que lo lograron con perseverancia. No queréis que escribamos, pues tendréis que aprender a leer.

Después de leer todo esto sobre las mujeres literatas en la Era Heian, recordé que hace años, en concreto alrededor de 4000, en la antigua Mesopotamia, vivió una mujer que se dedicaba a la literatura. Pertenecía a la élite de la sociedad, al igual que sus compañeras japonesas, pero entonces era la única forma de acceder a la cultura. Se llamaba Enheduanna y está considerada la primera persona escritora de la historia.

Creo que son hechos para reflexionar. Hasta el próximo artículo.

No hay comentarios: