miércoles, 18 de junio de 2008

MARÍA GARCÍA DE TOLEDO



María vivió entre los siglos XIV y XV, en el Toledo multicultural. Fue una beata famosa de la época, hija de dos personas cristianas de Toledo, hermana de la priora del monasterio de San Pedro de Dueñas y sobrina del arzobispo de Toledo.


Con estos datos, es evidente que María pertenecía a la clase alta de la ciudad.
Sus padres la dedicaron a la vida monástica, algo muy común en aquella época, sin embargo, cuando María dejó atrás su infancia y aunque le ofrecieron el cargo de abadesa del monasterio de Santa Clara en Tordesillas, decidió no tomar los votos y se dedicó a la mendicidad en Toledo con su aya, una viuda con la que vivió durante muchos años.


Esta era otra forma de vida religiosa, sin tomar los hábitos, pero dedicándose totalmente a la espiritualidad.


Paseó su pobreza voluntaria por muchas villas, entre otras la de Talavera, donde ocupó una casa pequeña deshabitada y se dedicó a la experiencia eremita.


Después de 1369 regresó a Toledo y vivió en un beaterio (lugar donde viven beatas formando comunidad y siguiendo alguna regla sin ser religiosas).


Cuando tenía unos 32 años, ya fallecidos sus padres, compró una casa en Toledo con la herencia de su madre y se recogió en ella con su aya. A principios del siglo XV, fundó en Toledo el beaterio de Marigarcía.


Os dejo un extracto de su vida escrito en romance a finales del siglo XV:


"Andan entra'mas la vieja aia y la virgen tierna por toda la ciudad de casa en casa como pobres y peregrinas. Vienen entre los dos coros de la iglesia maior y allí, delante de todo el clero y el pueblo, piden por amor de Dios limosna. Mucho se maravillan todos y dizen: "no auemos visto alguna que sea semejante a esta entre todas las henbras de aquesta ciudad" (...)


Acaeció un día que la dicha matrona biuda y bendita virgen, continuando su santa obra andando a demandar por las calles, encontraron con su padre y con el arzobispo su tío, que hera hermano de su madre, aconpañado de muchos caualleros nobles; y como el arzobispo la viese mendigar y la conociese, reprehendió a su cuñado porque consentía andar ansí despreciada a su sobrina y díxole:

"¡O varón, como seas prudente! ¿Por qué consientes a moza tan pequeña, tan hermosa y generosa, andar ansí tan despreciada? ¿Por qué tienes tu hija ansí aborecida? ¿Por qué no la casas con otro su igual?"


Al qual respondió el noble cauallero benignamente:


"¿Qué esposo puedo yo dar a mi hija más generoso y más rico que Ihesu Xristo, hijo de Dios biuo? Dejémosla. Tomó para sí la mejor parte"



Un saludo, Mila.

BIBLIOGRAFÍA:

FOLGUERA, PILAR / GARRIDO, ELISA / ORTEGA, MARGARITA / SEGURA, CRISTINA. Historia de las Mujeres en España. Parte III: Las mujeres en la España medieval. pp. 113-218.
Editorial SINTESIS, LETRAS UNIVERSITARIAS. Ed. 1997.

MUÑOZ FERNÁNDEZ, ANGELA. Beatas y santas neocastellanas: ambivalencias de la religión y políticas correctoras del poder (siglos XIV-XVI). Editores: Comunidad de Madrid. Edición 1994.

No hay comentarios: