lunes, 22 de septiembre de 2008

¿FUE LA EDAD MEDIA UNA ÉPOCA TAN OSCURA?



En la mayoría de las ocasiones en las que nos hemos enfrentado a un texto sobre la época medieval o hemos escuchado a alguna persona que hablase sobre él, hemos podido detectar una cierta tendencia a oscurecer esa época.


Sin embargo, últimamente son más las voces que defienden que esta época no fue tan negra. Cierto que fue un tiempo de guerras, luchas entre señores feudales, luchas por el poder entre la iglesia y las diferentes monarquías, entre religiones..., en fin, un tiempo "revuelto" sin duda.


Y a pesar de ello fue una época donde se hicieron grandes avances en muchos campos, se construyeron catedrales, se iluminaron bellos manuscritos, se escribieron hermosos romances.


Para las mujeres fue una época en la que su situación distaba poco de etapas anteriores (ver artículo en este blog La mujer en la Edad Media). Seguían estando limitadas a la potestad masculina y luchando en el interior sus avances en el exterior. Pero hay algo de extraordinario en esa época que hace que me replantée la visión que tenía yo misma hasta hace poco del medievo.


Por supuesto que las mujeres estaban obligadas a cumplir con una serie de roles adjudicados por los hombres que habían conseguido hacerse con el "poder" social. Sin embargo, las mujeres tuvieron etapas brillantes en esta época. Habría que mencionar a Leonor de Aquitania, reina de los trovadores para algunos, primera feminista importante de la historia para otros. Usó las leyes como lo hacían los hombres, en beneficio propio, con los impedimentos que su género ponía en el camino. ¿Logró lo que deseaba? Al parecer sí, y eso que -como afirma Georges Duby en su primer libro de la trilogía DAMAS DEL SIGLO XII- las referencias de las mujeres de la época nos llegan enturbiadas por la opacidad y visión masculinas de entonces.


Si Leonor promovió el llamado AMOR CORTÉS, es algo que Duby pone en duda, y una característica histórica que está muy afirmada en casi todas las biografías sobre ella. No se la conoce tanto por sus manejos políticos dentro de las limitaciones de la época como por la traición grande y desaforada que cometió al, supuestamente, levantar a los hijos habidos en su matrimonio con Enrique II Plantagenet, rey de Inglaterra, contra su progenitor, después de divorciarse de su primer esposo, Luis VII de Francia con la ley en la mano (eran parientes en cuarto grado de consanguinidad, algo prohibido por la iglesia).


Antes que Leonor, vivió En -no reina, sino monja- que iluminó con hermosas miniaturas (ilustró vulgarmente dicho) el Beato de Girona. Tuvo como ayudante a un hombre (¡fíjense!), el presbítero Emeterio, pero como aquello era una situación nada común en aquella época, la actividad de esta mujer pasó casi desapercibida.


Y es algo totalmente inadmisible, pues fue ella la que introdujo -en opinión de varias personas expertas- nuevos temas pictóricos, en un campo que hasta aquel entonces, estaba completamente dedicado a la copia del trabajo del maestro mozárabe iluminador Magio.


Parece que poco a poco, se van encendiendo luces en el camino. De ahí mi afirmación inicial de que no fue tan oscura la Edad Media. Es trabajoso encontrar referencias a las mujeres, pero se consigue. Más adelante hablaremos sobre lo que algunas personas dedicadas a la investigación gustan en llamar el Renacimiento del siglo XII.


Hasta el próximo artículo. Mila.

1 comentario:

Minerva dijo...

Hola! Vaya siento mucho gusto de haber hallado otro blog que se dedique a divulgar los diferentes roles de la mujer en la historia :), yo también tengo uno!.

Tus entradas sobre la mujer en la época medieval son muy interesantes, en estos dias espero pueda darme un tiempo para leer con más calma tus otras entradas. No es fácil hallar blogs que se dediquen a este tema :), espero que sigas constante.

Por ahora es todo, por cierto te enlazo a mis favoritos, Un saludo!