lunes, 26 de septiembre de 2011

La mujer ante la Inquisición


Durante este verano me he dedicado a investigar un poco, tan sólo un poco, qué fue de las mujeres en la zona de donde proceden algunos de mis familiares, concretamente de una parte de Castilla la Mancha. Desgraciadamente no hay una información muy amplia con respecto al tema de mujer, sin embargo sí he encontrado un pequeño tesoro -con la inestimable ayuda de la bibliotecaria de mi pueblo- del que he podido disfrutar y sacar algunos datos sobre la situación de las mujeres durante los siglos XVI y XVII principalmente en la ciudad de Huete y su tierra.
Al final del artículo os dejaré el título del libro y el nombre de su autor porque si por esas casualidades de la vida sois capaces de haceros con un ejemplar, os recomiendo que lo leáis, no sólo por este tema, sino porque tiene datos de la historia en general que son dignos de conocer.
El libro trata sobre la Inquisición y su época más dura, por decirlo de alguna manera, y cómo se vivió en el área mencionada.
Enumera los casos más célebres, los más breves, los que ni siquiera llegaron a tener sentencia o castigo y aquellos que fueron suspendidos.
Los casos de las mujeres no son tan numerosos como pudiéramos llegar a pensar, al contrario, el autor, en sus Conclusiones, argumenta que probablemente este hecho se debiera a que la mujer era considerada un ser inferior y por tanto incapaz de llevar a cabo algunas de las tropelías por las que eran juzgados la mayoría de sus compañeros varones (mal de ojo, blasfemias, brujerías, etc.)
Evidentemente, alguna fémina fue juzgada por este motivo, pero los casos fueron muy pocos si son comparados con los de los hombres.
Hay otros datos que llaman la atención, como por ejemplo, que la práctica de la hechicería (distinta de la brujería en que los poderes otorgados a las hechiceras no venían de satanás y eran más tolerados, además de que la brujería se daba más en las zonas rurales y la hechicería en las ciudades(sic), si se daba en hombres -algo escaso por otra parte- casi nunca era considerada como tal, sino que ellos eran personas que habían aprendido algún conjuro y se limitaban a ponerlo en prácitca.
En el libro hay muchos casos interesantes de mujeres con nombres y apellidos que han pasado a la historia del olvido, a esa en la que se queda relegada a un pergamino dentro de un fajo de papel, en el interior de un estante, guardado bajo llave esperando a que alguna persona interesada en las sombras llegue para desperezarlo.

El nombre del libro es:
HUETE Y SU TIERRA, UN ENCLAVE INQUISITORIAL CONQUENSE
Juan Blázquez Miguel
Coeditado por Ayuntamiento de Huete y Librería Anticuaria Jerez
1ª edición 1987


Si tenéis suerte y podéis acceder a él, os recomiendo su lectura. De cualquier forma, intentaré resumir en entradas posteriores algunos de los casos de las mujeres que he descubierto en el libro, la verdad es que ha sido una lectura muy interesante.
Por cierto, el autor tiene más libros y si buscáis en google, encontraréis casi todos sus títulos, por si os interesa.
Un saludo, Mila.

No hay comentarios: